Porqué llora un bebé cuando se va su madre.

El  bebé protesta con mucha energía cuando es separado de su mamá, esas lágrimas son serias, no es cuento, y no lo hace para llamar la atención. Muchas veces hemos escuchado la frase:

” Mira como se le quita todo, en el momento que llega la madre”

“Eran lágrimas de cocodrilo, te estaba tomando el pelo”

“Tiene mamitis”

“Déjalo que llore, tiene que acostumbrarse a no salirse con la suya”

El niño llora al separarlo de su madre porque siempre tiene hambre de compañía, necesita estar continuamente con ella.

Antiguamente se pensaba que los bebés solo necesitaban comer, dormir y respirar; y solo teníamos que ocuparnos de la comida porque para dormir y respirar ya se las arreglan solos.

Hoy sabemos que los bebés y por supuesto los adultos también, tenemos una necesidad de contacto humano, de un vínculo afectivo, que es independiente e  igual de fuerte que la de ser alimentado. Esta conducta es instintiva, el bebé que no lloraba  cuando tenía  hambre o cuando su mamá se alejaba, moría bien por inanición o bien porque venía una fiera y se lo comía. “El llorar ayuda a sobrevivir”, un bebé no puede entender que  su madre se vaya y no le pase nada, porque durante millones de años, solo los niños que lo han hecho así han sobrevivido.

Tu hijo algún día será independiente, y la manera de conseguirlo no es dejarlo solo mucho rato, sino al contrario, darle tanto cariño, tanto contacto, tantos abrazos,, tanto tiempo, que llegue el día en que no necesita más,  A esto los psicólogos le llamamos Teoría del apego”

Antes de los tres o cuatro años, el niño no puede comprender por qué se va su madre, si se marcha para siempre o si piensa volver, ni cuánto dura una hora o qué significa “ un rato”

Los niños que tienen una relación intensa y satisfactoria con su madre tendrán seguridad y confianza en sí mismo, sabrán que son personas importantes y merecen atención y respeto, y disfrutarán también de una relación intensa y satisfactoria con su padre y demás familia, con sus amigos y profesores, y con sus compañeros de trabajo. Serán más felices en su matrimonio y, se llevaran mejor con sus propios hijos. En cambio los que han tenido una relación insuficiente con su madre, los que han sido abandonados o maltratados se convierten en seres inseguros y dependientes, que tienen malas relaciones con los demás.

Deja un comentario